• Malposición de los dientes y la importancia de la Ortodoncia

    Para que una dentadura se considere ideal, debe cumplir diversos requisitos: Las piezas dentales deben tener un tamaño proporcional al tamaño de los maxilares, y estas piezas deben encontrarse al mismo nivel, en una posición uniforme, sin entrecruzarse y dispuestas simétricamente en ambas arcadas dentarias, de tal modo que las piezas superiores cubran ligeramente las inferiores y que el perfil del paciente sea armónico.

    Son muchos requisitos, y por ello es difícil actualmente ver dentaduras perfectas naturales, sin tratamientos de ortodoncia previos. Actualmente es muy común la presencia de maloclusiones debido a la mezcla de razas y a que se hereda el tamaño dentario de un padre y el tamaño de los maxilares del otro. Por esta razón, es bastante común que los dientes estén desviados, chuecos o separados o, por el contrario, superpuestos, apiñados. A esto se le denomina maloclusión.

    Aparentemente la maloclusión es vista como un problema estético, pero en realidad estos problemas conllevan también dificultades en la masticación o incluso en el habla; o pueden propiciar la retención de alimentos y la aparición de caries dental y enfermedad periodontal, inflamaciones, etc.

    Por todo ello es de suma importancia corregir los defectos de posición de los dientes a la edad más temprana posible, es decir, cuando se inicia el recambio dentario de dientes de leche a dientes permanentes. De este aspecto se ocupa la rama de la odontología denominada ortodoncia.

    Leave a reply →

Deja un comentario o pregunta

Cancel reply

Photostream